Angie’s Special Hug

La primera vez que Angie estuvo con su hijo estaba ordenando la ropa que había lavado. Marco la sorprendió por detrás y comenzó a tocar sus tetas, ella no podía creer lo que estaba pasando, ni mucho menos se creía el hecho de que lo estaba disfrutando. No sabía cómo, pero acabó siendo desvestida por su hijo.

Se sentía culpable, pensaba que traicionaba a su esposo y que eso la hacía una mala madre. Pero no podía evitar el impulso maternal de complacer a su hijo. Ni mucho menos su impulso como mujer de sentirse deseada. Su hijo era joven y con mucha energía, además tenía una polla muy grande para su edad… Estaba cachonda de solo pensar en cómo se la follaría.

Por eso dejó de pensarlo tanto y se dejó follar por su hijo. Después de haber disfrutado de la polla de Marcos, Angie empezó a sentirse culpable otra vez y le pidió que no lo volvieran a hacer más porque estaba mal. Pero solo minutos después volvió a sentirse tentada por comerse la polla de su hijo.

Marcos folló el culo de su madre hasta hacerla gritar de placer, sabía que era mucho mejor que su padre en complacerla. Y sabía que no sería la última vez que la follaría, ahora podría tomarla cada vez que quisiera. Y eso hizo.

Siempre que veía a su mamá haciendo algún quehacer en la casa, no se contenía y acababa tomándole el culo o las tetas. Y ella se ponía tan cachonda que acababa chupándole la polla  hasta que se corría en ella. Ambos la pasaban muy bien compartiendo tiempo de calidad como madre e hijo.

Sé el primero en valora este Comics.

Promedio: 5 / 5. Votos: 1

Categorías