Cock and Dagger 1 – Transmorpher DDS

El orfanato de Madame LeBlanc, ese había sido el hogar de Nina toda su vida, y ya estaba harta de la explotación de su madre adoptiva. La rubia también estaba furiosa porque la mujer no hubiera trabajado en todo el día, así que la castiga a ella y sus amigas, rentándolas para que atendiera a otros.

Madame LeBlanc se sitúa en el anfiteatro, y golpeando a las chicas con su paleta, presenta ante la audiencia a Trixie, Daphne y Nina, las tres prostitutas que iba a vender ese día. Inmediatamente, tres personas muestran un especial interés en ella.

Un hombre de la nobleza ofrece 250 por Trixie, una elfa de piel oscura pide 300 por Daphne y una ogra corpulenta da 800 por Nina, la cifra más alta. Inmediatamente el noble se acerca a la vagina ya lubricada de Trixie, y de una la penetra con su polla oscura, sacándole un sonoro gemido a la rubia.

La elfa, Lady Noémi, no se queda atrás, y se desviste para dejar expuestos sus firmes pechos y un amuleto mágico. Con aquel objeto logra que de su entrepierna salga una inmensa polla, tan grande y cabezona que incluso Madame LeBlanc se arrodilla para poder saborearlo.

Ese era un hechizo especial que las elfas usaban para su placer, y Lady Noémi ahora lo aprovecharía para coger a la nerda e inocente Daphne enfrente de todos. Todos estaban sorprendidos por como destrozaban el coño de la pelirroja.

Todos excepto la ogra. Ella era una famosa aventurera conocida como Jolanda Altig, amante del peligro, así que estaba más que fascinada por lo retadora que resultaba Nina. La mujer ogro rompe su ropa, y saca a relucir una inmensa polla verde que casi tocaba el piso. Todos quedaron absortos por el tamaño, especialmente Nina que debía follar con eso.

Asustada, la mujer intenta correr, pero la ogra la toma de los pelos y la empuja sobre su miembro. Ella estaba apestada por el fuerte olor de sus bolas, pero igual tuvo que empezar a chuparlas, limpiándolas con su lengua y mordisqueándolas. A continuación, Jolanda hizo que empezara a saborear su grosor para luego intentar hacerle una mamada.

Nina se metía la polla como podía en su boca, aunque apenas si podía con la punta. Entonces, la ogra la toma de la cabeza y la empuja, pero aunque la garganta de la mujer se pone roja y Nina no podía ni respirar por intentar comer toda su polla, el miembro de Jolanda ni siquiera había llegado a la mitad.

Finalmente, Nina logra que la mujer verde se corra, casi ahogándola con su semen. Estaba cansada, pero al menos sentía alivio que todo acabara. Una afirmación que Jolanda no compartía, pues, ella no había hecho más que empezar.

Jolanda toma a la afroamericana de las piernas para ponerlas de rodilla, y frotar su polla entre sus inmensas nalgas hasta ponerse dura nuevamente. Entonces, entierra su erección en su vagina de un sentón, golpeando su útero con fuerza.

Tan grande era que Nina apenas podía contener las lágrimas mientras sentía como su coño se estira más allá de sus límites. En ese momento, Jolanda le confiesa que en verdad estaba enamorada de ella, y quería que se convirtiera en su esposa esclava. Su mujer para poder follar todos los días, y engendrar a sus hijos.

Nina estaba siendo follada brutalmente, pero igual sacó fuerzas para gritarle a la ogra que nunca estaría con una asquerosa como ella. Esto irrita a Jolanda, quien no estaba dispuesta a aceptar tal respuesta, así que la toma del pelo e impulsa sus penetraciones. A través del placer iba a convencerla por las malas.

Sé el primero en valora este Comics.

Promedio: 0 / 5. Votos: 0

Categorías