Mission Failed – X-Teal2

La agente encubierta había logrado colarse en cierto club, dispuesta a robar los documentos importantes para completar su misión. Aunque al intentar infiltrarse en la zona VIP se encontró con una clienta fornida, con grandes tetas que pretendía alquilarla para su propia satisfacción. Para la mala suerte de la agente, esta fue vendida por error a la mujer desconocida, quien estaba ansiosa por darle de probar su pene.

Finalizada la venta, la mujer sacó su enorme pene y comenzó a frotarlo contra la boca de la agente. Esta sabía que algo iba a salir mal, no había forma de que semejante monstruosidad cupiera dentro de ella. Pero la compradora no lo dudó y metió su pene en la boca de la agente encubierta hasta llegar al fondo de su garganta.

Las feroces embestidas de la misteriosa mujer pronto la llevaron a correrse, llenando la boca de su nueva esclava de espeso semen, tanto que comenzó a brotar de su nariz. Una vez satisfecha, la mujer se marchó del club junto a su nueva adquisición.

Ya en el cuarto de hotel, la mujer se dispuso a revisar la mercancía. El coño de su nueva esclava era tan lindo y estaba tan mojado que no podía evitar querer follárselo. A pesar de las súplicas de la esclava, la mujer metió su descomunal pene en su apretado coño. Estaba muy estrecho, pero estaba dispuesta a solucionarlo.

Era tan grande que al meterlo hasta el fondo podía verse cómo el vientre de la mujer se abultaba. La esclava había comenzado a excitarse, a sentir cómo le revolvían las tripas desde adentro. Tanta estimulación hizo que la agente se corriera de inmediato. Estaba complacida. Nunca había experimentado tanto placer.

Aunque su nueva dueña todavía no estaba satisfecha. Le dijo que podía llegar mucho más profundo si se la metía por detrás. A pesar de que la chica le suplicó que no lo metiera en su culo, ya que no iba a caber, la mujer hizo caso omiso y metió su pene en su apretado agujero.

La agente estaba recibiendo un buen castigo con la enorme polla de su dueña. Esta estaba recibiendo todo su amor en su culo en posición de perrito. El pene de la mujer estaba estirando su estrecho culo, mientras la agente era corrompida por el placer. Fue capaz de soportar sin problemas la polla de su dueña, mientras revolvía sus entrañas.

Finalmente, la mujer se corrió dentro de su nueva adquisición. Había llenado todo su interior del espeso líquido, el cual brotaba por todas partes. Seis meses después, la agente se había convertido en una verdadera esclava, dispuesta a satisfacer todos los deseos de su dueña.

Sé el primero en valora este Comics.

Promedio: 5 / 5. Votos: 6

Categorías