Rin Toshite Shinobi

Rin Suzune llega a la oficina de su superior, un hombre sombrío con sobrepeso, para informarle que unos ladrones robaron el rollo ninja super secreto de la academia Hanzou. El hombre, culpa a las estudiantes por el robo diciendo que se están convirtiendo en una carga para todos.

A pesar de las palabras, el empresario tiene una gran sonrisa en su rostro mientras se acerca a Suzune-sensei. La razón es que sabía que la mujer ofrecería pagar los daños con su cuerpo, así que empieza a desabrochar su sostén para exponer su gran pecho.

La chica no duda y en su mente cree que eso era un precio muy pequeño a pagar por sus estudiantes. Por eso, no le importa que el hombre mayor agarre con fuerza sus tetas o llene con su saliva sus duros pezones, gracias a su entrenamiento ninja ni siquiera sentía nada.

El empresario continúa bajando hasta la falda de la mujer, burlándose de las bragas tan sexys que usa para ser una maestra. A Suzune-sensei no le importa eso y decide quitárselas para exponer su coño peluda. El hombre queda encantado por la vista y abre sus paredes con sus dedos mientras empieza a hacerle un oral.

A pesar de la lujuria del momento, el placer no llega a la maestra. De hecho admite sentirse avergonzada de que ese hombre sea su superior. El empresario ya no soporta que la mujer mantenga su cara seria mientras le hacía de todo, así que saca un suspensorio de su bolsillo.

El hombre revela que ese supositorio era un afrodisíaco hecho especialmente para los interrogatorios, ya que causaba tanto placer que doblegaba la voluntad de las ninjas más capaces. Suzune-sensei era escéptica al respecto, y deja que le introduzca el suspensorio en su culo, mientras empezaba a penetrarla.

Ella quedó sobre una mesa, con las piernas abiertas, recibiendo toda la polla dentro de ella, pero ni siquiera así soltaba un gemido. Cada vez más, el empresario se frustraba, así que empezó a hablarle para revelar que él investigó de su pasado y descubrió quién era su “persona especial”.

Este hombre también era un ninja y con sus poderes se convierte en Kiriya. Esto causa una gran sorpresa en Suzune-sensei, que no puede creer que haya sabido del amor que le tenía a su compañero. El hombre empieza a elogiar su cuerpo, su vagina apretada y tetas jugosas, lo que, esta vez, provoca un efecto en ella.

Su cuerpo empieza a ponerse más húmedo, y sus gemidos empiezan a hacerse presentes. Aunque sabía que esa persona no era su amante Kiriya, le es imposible no sentir placer. Mientras sus “jugos lascivos” empiezan a soltarse, se pregunta si acaso era el fármaco el que causaba ese efecto.

Sé el primero en valora este Comics.

Promedio: 0 / 5. Votos: 0

Categorías
Etiquetas