Shego’s Pet

Kim está en una peligrosa misión persiguiendo la pista de la villana Shego. Ya ha rastraeado la ubicación de su base secreta de operaciones, y está dispuesta a detener su malvado plan. En cuanto encuentra una rejilla de ventilación, salta sobre ella cayendo en la cocina de Shego. La encuentra tranquilamente en rops interior tomando un chocolate caliente.

Shego le ofrece un poco, y Kim acepta derrotada. Hace mucho tiempo que ha perdido el rumbo de su vida y aún no lo acepta; sigue pensando que Shego es una villana a la que debe derrotar. Pero hace mucho que esas aventuras acabaron. Desde la llegada de los Vengadores, muchos héroes como Kim se quedaron sin trabajo. Y villanos como Shego dejaron de operar planes malvados.

Pero a Kim le cuesta adaptarse a su nueva y aburrida vida, por eso cada tanto finge que está por derrotar a Shego como en los viejos tiempos. A pesar de que la antigua villana también extraña aquellos días; ella está más que resignada a su nueva vida. En todo este tiempo Kim ha tratado de buscar nuevos oficios y metas en la vida, ninguna de sus nuevas profesiones le han salido bien.

Por eso le sugiere a Shego volver a jugar un poco como en los viejos tiempos. En un principio duda, pues se siente fuera de forma. Pero Kim siempre ha sido muy buena para convencerla, así que al final accede. Shego se viste con su viejo e icónico traje y sube al techo a buscar a Kim que la está esperando.

Ambas comienzan a luchar fuertemente como solían hacerlo. Durante un buen rato luchan hasta que Shego tiene un dolor en la espalda y baja la guardia. En ese momento Kim aprovecha de derribarla, pero astutamente Shego le da la vuelta y la deja acorralada. Como era costumbre de ellas en los viejos tiempos; aquella que ganara podría hacer lo que quisiera con la otra.

A Shego siempre le ha gustado dominar a Kim, por eso rápidamente le vendó los ojos y la ató de manos y pies. Kim se impacienta un poco, por lo que Shego comenzó a lamer su coño para calmarla un poco. La pelirroja gime del placer que siente y se retuerce al no poder hacer más nada. Shego aprovecha que Kim está deseosa de más para ir a buscar sus juguetes.

Toma un plug con cola de conejo y la introduce en su culo, luego le coloca dos pinzas en sus pezones y termina de vestirla de conejito para soltarla. Kim comienza a comerle el coño a Shego mientras ella le empuja la cabeza dominantemente.

Y después le muestra su siguiente juguete, que era su enorme polla con la cual le rompería el coño. La folla fuertemente y la hace gozar como una perra en distintas posiciones. No paran hasta que ambas acaban satisfechas.

Más tarde esa noche ambas se dan un buen baño de burbujas mientras planean su próximo encuentro. Shego le promete a Kim que conseguirá nuevos juguetes y le dará mayor placer la siguiente vez. Pero también necesitará tiempo para recuperarse.

Sé el primero en valora este Comics.

Promedio: 0 / 5. Votos: 0

Categorías