Take your Medicine – Persona 5

Akira recuerda la primera vez que fue a ver que visitó a la doctora Takemi Tae. En ese momento él estaba interesado en obtener unas drogas especiales que aumentarían sus facultades físicas y mentales. Ella en un principio se negó, pero rápidamente accede a entregarle las drogas a cambio de que sea su conejillo de indias.

El trato era sencillo y ambos obtendrían algo de él. Por eso cada semana Akira se presentaba y la doctora Takemi hacía las pruebas. Al principio no fue nada lindo, él la pasaba fatal adaptándose. Pero a medida que su cuerpo se acostumbraba, comenzó a tener una mejor sensación después de las pruebas.

Se quedaba dormida y tenía sueños muy lúcidos que no entendía, pero no le daba tanta importancia porque siempre se sentía muy bien después de ellos. La doctora Takemi siempre le decía que se mantuviera hidratado después de despertarse, él no entendía mucho pero le hacía caso.

Todo fue así hasta que un día Akira se despertó en medio de una prueba. Se sentía perdido y no comprendía qué hacía la doctora Takemi montando su polla. ¿Acaso era un sueño? No estaba seguro, y no podía sacarse la idea de que ese no había sido un sueño. De hecho, ninguno lo había sido.

Estuvo comiéndose la cabeza hasta que finalmente se decidió a ir a ver a la doctora Takemi. Ella se sorprendió al verlo, pensó que quizá él no volvería a ir a verla, pero sabía que le debía una explicación. Le contó que en un principio solo lo observaba dormir, pero cada vez que veía su erección simplemente no podía evitar la tentación.

Ella empezó a follarselo mientras estaba dormido; aprovechando que su pene estaba lo suficientemente duro para montarlo. Se la pasaba muy bien, pero empezó a disfrutarlo más cuando él se activaba mientras dormía. No estaba despierto, pero tampoco estaba completamente dormido. Y en ese estado hacía todo lo que ella le pidiera. Chupaba sus senos, le hacía los mejores orales y la hacía correrse múltiples veces. Y no solo lo disfrutaba ella, sino que él también lo hacía, y eso le ponía bastante cachonda.

Cuando termina de contarle esto, ella piensa que Akira buscará venganza. Pero por el contrario, quiere que ella se sienta tan bien como él lo hizo cuando estaba bajo los efectos de estas drogas. Ella accede a tomar la droga, con la única condición de que no la grabe ni haga nada peligroso.

La doctora Takemi cae en los efectos de la droga y queda a total merced de Akira. Él le pide que le llame amo y la hace su sumisa. Lo primero que le ordena es que le chupe la polla, ella obedientemente lo hace. La doctora Takemi se la chupa como una experta, tragándosela toda entera.

Akemi le rasca la garganta con su polla, pero se detiene porque todavía no quiere correrse. Luego de bajarse las bragas, él decide que se la quiere follar con ropa, ya que eso le pone más cachondo. La empotra sobre su escritorio, y le rompe el vestido para poder ver mejor sus enormes pechos rebotar.

Se la mete duro para que ella gima de placer, luego le da la vuelta para follarsela en cuatro. La embiste repetidas veces hasta que ella se corre sobre su polla. Luego la levanta para que sienta su polla más profundo aún. No se detiene hasta que finalmente se corre dentro de su coño.

Sé el primero en valora este Comics.

Promedio: 5 / 5. Votos: 1

Categorías
Etiquetas