El Pasatiempo – The Yellow Fantasy

The Yellow Fantasy es una página web donde todos los habitantes de Springfield pueden enviar anónimamente sus secretos e historias calientes. En esta oportunidad conocemos la historia de un nuevo pasatiempo, donde una persona confiesa que últimamente ha estado haciendo cosas muy guarras. Inicia su confesión contando sus viejos tiempos de hombre casado.

Antes tenía un matrimonio estable y feliz, y aunque parecían ser una pareja monótona y aburrida, lo cierto es que eran muy activos sexualemente. Su esposa era muy cachonda, y todo el tiempo quería follar, además le encantaba recibir su leche en todos sus agujeros. Él era muy feliz, hasta que por alguna razón ella falleció. Después de eso, él intentó lllenar su vacío follando con múltiples mujeres, no podía parar.

Por suerte entre tanto follar con diversas mujeres, logró conocer a una hermosa mujer que sanó sus heridas. Él tuvo una buena relación con ella; la adoraba. Pero nuevamente sucedió una tragedia y volvió a perder a la mujer que amaba. Ya después de esa gran decepción, prefirió quedarse solo por el resto de su vida. Solo que él no sabía que la tentación vivía muy cerca de él, y pronto lo atraparía.

Todo sucedió en un día caluroso cuando Ned hacía jardinería, él estaba completamente orgulloso de lo bonitas que estaban sus flores, y piensa seguir cuidándolas hasta dejarlas aún más fuertes y hermosas. Justo en ese momento escuchó un quejido de Marge, quien estaba molesta porque una hierba arruinará sus flores. Él se asomó hacia su jardín y le ofreció ayuda para cuidarlo.

Ella le comenta que siempre arranca las malas hierbas, y vuelven a crecer, entonces él le responde que al igual que las tentaciones, las malas hierbas siempre resurgen. Ned la ayudó sin problema alguno para que ella lograra un mejor jardín, luego ambos comienzan a hablar sobre sus días aburridos. Él le dice que al menos ella tiene a Hoemro para hacerle compañía, pero Marge le comenta que su esposo siempre llega tarde porque llega muy tarde a casa por estar en el bar.

Marge le ofreció una limonada para refrescarse después del arduo trabajo, así que se fue a su cocina a prepararla. En ese momento Ned logró obtener una mejor vista de su buen trasero e inmediatamente la tentación volvió a él. Por su parte, Marge no pudo evitar sentirse completamente acalorada, en la cocina empezó a cuestionarse si era cosa del clima o si fueron los abdominales de Ned.

Sus pezones estaban duros como roca de la excitación que estaba sintiendo. Ella piensa que sí o sí necesitará sexo, así Homero llegue ebrio esa noche. Estaba tan cachonda que empezó a tocarse allí mismo en la cocina, y después de un rato Ned se preocupó por su tardanza y entró a buscarla. Cuando la vió en esa posición se disculpó por el atrevimiento y estaba por irse hasta que Marge le pidió que se quedara, ya que necesitaba que alguien la complaciera.

Desde ese entonces ambos dieron rienda suelta a sus deseos más oscuros. Marge chupaba la polla de Ned como si se trataba de una paleta de helado refrescante y ella
estuviera sedienta por probarlo. Era muy buena comiendo su polla, y él tenía mucho tiempo sin experimentar tanto placer. Y la mejor parte era cuando follaban, el coño de Marge era exquisito, y Ned no podía entender cómo Homero no era adicto a él. Al menos él no tardó en desarrollar una gran adicción por follarlo una y otra vez.

Por eso cada vez que Marge se qudaba sola, Ned se escabullía hasta su casa y empezaban a consumar sus noches de pasión. Ella siempre le mandaba mensajes
cachondos e imágenes seductoras; estaban completamente locos el uno por el otro. Y la idea de lo prohibido y tener que ocultarse les ponía aún más cachondos.

La chica de The Yellow Fantasy no puede evitar tocarse al leer todos esos relatos cachondos, se sentía muy caliente al imaginarlos. Está muy curiosa por saber quiénes eran esos vecinos que follan a escondidas del marido de la mujer… Es probable que ni se imagine que se trata de los dos mojigatos de Ned y Marge.

Sé el primero en valora este Comics.

Promedio: 3.6 / 5. Votos: 7