Girls Night Out – Palcomix

Korra y Asami consiguen a Jinora apartada del resto leyendo una novela. En un principio consideran insólito que siempre esté sola leyendo, pero en cuanto ella les comenta que se trata de un volúmen del sexo secreto que Sokka había dejado escondido en un jarrón, ambas comienzan a mostrar interés por su pasatiempo. En este libro, Sokka cuenta sus vivencias sexuales, y la primera que las chicas leen es una narración de cómo disfrutaba follar con su novia Suki.

A Sokka le encantaba follar a su novia en la posición del misionero, ya que sentía que era mucho más íntimo con ella, que era la número 1 en su vida. A ella también le gustaba; después de acabar unas 4 veces, ella enlazaba sus piernas para encarcelarlo y apretarlo más hacia ella. Esta era una técnica infalible para lograr que él se corriera fuertemente dentro de su novia.

Después de leer este primer relato sexual, Korra y Asami descubren que al final sí les gusta ese género de novelas, y ahora quieren leer más. Por eso siguen leyendo sobre las aventuras de Sokka con Ty Lee, la chica más flexible del mundo. Él podía hacerlo con ella en gran cantidad de posiciones creativas, y Ty Lee siempre lograba estirarse de maneras impensables.

A pesar de lo interesante que estaban las memorias sexuales de Sokka, Asami lo cierra y se lo quita a Jinora, diciéndole que mejor lo guardan y van a bañarse a la piscina. Luego, en la piscina, Korra y Asami flotan en sus colchones inflables y llaman a Jinora para que se les una. Pero en cuanto ella llega con su traje de baño de niña, ambas se ríen de ella y la dejan avergonzada.

Rápidamente se enfada porque siente que sus amigas la están humillando. Pero Asami la calma diciéndole que la acompañarán a comprarse un traje de baño para chicas mayores, como el que ella lleva. Tanto Jinora como Korra observan con admiración el cuerpazo en bikini de su amiga.

Luego, en la tienda, todas observan detenidamente la variedad de bikinis para luego proceder a probarlos y modelarlos. Mientras se cambian, Jinora siente una gran atracción por las tetas desnudas de Asami; son tan firmes y grandes que ella no puede evitar mirarlas. Pero Korra la saca de su trance dándole una fuerte nalgada que la hace reaccionar. Finalmente las tres escogen sus trajes de baños y los modelan frente al espejo hasta que se deciden por comprarlos y se marchan de la tienda.

Cuando están en la calle con sus bolsas, reciben un ataque sorpresa de unos soldados enmascarados. Ellas luchan combinando sus elementos y habilidades, y se posan sobre ellos victoriosas cuando los han derribado a todos. Pero cantaron victoria muy pronto, ya que ellos se levantaron y las dejaron inconscientes.

Las tres despiertan y Jinora y Korra se angustian al notar que no pueden usar sus elementos. Inmediatamente les explican que eso se debe a que están atadas y su chi ha sido bloqueado. Y por lo mismo ha caído presas bajo las garras de los maestros del ano. Korra no entiende nada de lo que habla, pero no hacen falta más palabras ya que se lo demuestran con acciones.

Tres chicos de la tribu agua bajan sus pantalones y estiran sus tangas generándoles fricción en sus entrepiernas. Las tres son fuertemente azotadas hasta que sus culitos quedan rojos y con las manos marcadas. Cuando creen que todo ha acabado, observan cómo los chicos se acercan con sus enormes pollas al descubierto. Ellos rozan sus pollas en medio de sus traseros, y las chicas empiezan a sentirse avergonzadas de lo mucho que les está calentando esa situación.

El jefe les ordena penetrar a Jinora primero, que es la que está más mojada y lista para recibir un pollón. Pero como Asami y Korra comienzan a protestar rebeldemente, los chicos empiezan por meterle las pollas dentro de su boca a las tres. Resultó ser la manera más efectiva de callarlas, ya que ellas se las comen entera hasta que les llenan la boca de abundante semen.

Como ya sus coños están perfectamente mojados como para recibir unas pollas enormes dentro, los chicos del agua aprovechan para penetrarlas. Ellas gritan al sentir unas pollas tan grandes dentro de sus estrechos coñitos, y no tardan en disfrutar la sensación de sentirlos enteros. Cuando los chicos finalmente se corren dentro de Jinora y Asami, deciden liberarlas de la atadura en sus manos.

Jinora y Asami están emocionadas por repetir esa rica sensación, mientras Korra les repite que deben mantenerse juntas. Los chicos empiezan a penetrarlas ahora por el culo, haciendo que las chicas se retuercen y griten de la mezcla entre dolor y placer que sienten. Cuando los chicos se corren dentro de Jinora y Asami, las dejan a ambas agotadas con el mar de sensaciones. Así que de pronto Korra es rodeada por los tres chicos, que quieren tenerla a su completa disposición.

Por eso le desatan las manos y desatan el caos, ya que cuando el que la penetrarla por el culo finalmente se corre, ella aprovecha para hacer semen control. Derribando a todos sus rivales y dejándoles en claro que no se puede tratar de controlar al Avatar. Cualquiera pensaría que ahora las chicas buscaran huir lo más lejos de allí posible. Pero todo lo contrario, quieren volver a repetir con los chicos. Solo que esta vez por completa decisión propia de cada una de ellas.

Sé el primero en valora este Comics.

Promedio: 0 / 5. Votos: 0

Categorías