The Sexy Joke 1 – Harley Quinn

Harley tiene a Batman completamente amordazado, con cadenas reteniendo sus piernas y brazos. Teniéndolo en esa posición completamente a su merced, ella aprovecha para bajarle sus pantalones y dejar al descubierto su enorme polla. Definitivamente no se esperaba que fuese tan grande, es la más gorda y larga que alguna vez haya visto. Es imposible para ella resistirse a llevársela a la boca, así que comienza a saborearla chupando un poco la puntita.

Su coño se humedece del placer que le genera lo rica que está la polla de Batman, y poco a poco comienza a sentirse adicta a su sabor. Ella chupa ágilmente hasta sentirla rozando el fondo de su garganta, y luego la saca lentamente de su boca dejando un mar de saliva por el camino. Como ya la polla está empapada y lista para entrar en su coño, ella no quiere aguantarse más las ganas de tenerla dentro. Empieza a restregar su trasero por la polla de Batman, está tan dura como una roca y ella piensa que eso se debe a que él se muere por metérsela por el culo.

Hayley empieza a quitarse la prenda superior para dejar salir sus enormes pechos y preguntarle si le gusta lo grandes que son. Ella le ofrece dejarle probarlas o darle acceso a su enorme trasero, pero no obtiene respuesta alguna. Continua preguntándole si le gusta lo que ve a medida que sigue desnudándose, y se desespera por no recibir respuesta. Hasta que finalmente se da cuenta que le ha puesto una cinta en la boca que no le deja hablar, y se la quita para escuchar lo que tiene que decir.

Batman le pregunta quién está detrás de lo que está haciendo, pensando que Hayley está trabajando para alguien más. Ella insiste en que solo se están divirtiendo, pero él no quiere seguirle el juego. Al ver lo poco colaborador que está, ella decide hacerle un regalito que consiste en rocearle un poco de la poción del amor de Hiedra Venenosa. Le pide que se relaje, ya que lo mejor está por venir…

Después de un rato inconsciente, Batman abre los ojos desorientado por completo, especialmente cuando lo primero que ve es un culo que se le hace vagamente familiar. Cuando despierta de verdad, se da cuenta que Haley está comiéndole toda la polla, chupando con mucha agilidad. Él se siente tan bien que no puede evitar empujar su polla hasta el fondo de la garganta de la chica, algo que a ella le encanta. Hayley siempre había soñado con probar la polla de Batman, desde la primera vez uqe lo vio quedó completamente atraída hacia él.

Ella está tan cachonda que siente que podría reventarle la polla del inmenso placer que siente. Por eso mientras le chupa la puntita, utiliza sus tetas para frotar su pene y darle mayor placer. Batman está mucho más dócil ahora gracias a la poción de amor, así que hace todo lo que ella quiere sin protestar. Hayley empieza a hablarle sucio, preguntándole si le gustaría partirla en dos con su gran polla, y tentándolo aún más.

Hayley se sube a su polla, y comienza a cabalgarlo fuertemente, sintiendo como palpita y llena todo su coño. Ella le pide que no pare de metérsela así de duro, y él obedientemente la taladra como nunca. No para de follarla hasta que logra llenar todo su coño con su abundante semen. Aún después de acabar, su polla se mantiene dura y lista para una segunda ronda, por lo que Hayley se pone en cuatro lista para que la folle como una perra.

Batman la agarra por el culo y la vuelve a sentar sobre sus piernas para tener acceso completo a su cuerpo y comerle las tetas. A Hayley le enloquece sentir como él agarra su culo con un deseo feroz, por lo que le pide que se la meta ya hasta el fondo de su coño. Batman la voltea y la posiciona en cuatro para ver todo su coño abierto al momento de penetrarla. El tener cada centímetro de su gran polla estirando su coño hace que ella se retuerza del placer.

Ella quiere que Batman haga lo que quiera con ella, después de haberlo probado ahora está a toda su disposición. Le gusta especialmente que sea rudo y la rompa como nunca, aún más con la fuerza brutal que tiene. No puede evitar gritar como una perra con cada fuerte embestida, no deja de sentir que su coño arde de lo cachonda que se siente. Hayley piensa que ha sido el mejor plan que alguna vez haya ideado, y disfruta cada momenro de él.

Después de que Batman se corre, Hayley lame su polla para limpiar los restos de semen que quedan en ella. Ella quiere más, se ha vuelto una adicta empedernida a su polla, y como él está a merced de complacerla, rápidamente empieza a penetrarla de nuevo. Batman la levanta como a una muñeca y la folla aún más fuerte, no se detiene hasta correrse a mares dentro de su coño.

Ambos son insaciables; una vez acaban quieren volver a empezar, y la polla de Batman no deja de manterse dura como una roca. Así que vuelven a iniciar y follar fuertemente como si sus vidas dependiera de ello. Mientras están en eso, Hiedra Venenosa busca a Hayley para reclamarle el haber tocado sus cosas. Justamente escucha los gritos de gozo de la chica, y comprueba que Hayley ha tomado sus cosas por diversión.

Camina por los pasillos del lugar siguiendo el estruendoso sonido de los gritos de Hayley, y justo cuando la escucha pedir semen, abre la puerta para gritarle por haber tomado sus cosas para eso. Pero queda totalmente sorprendida cuando ve la gran carga de leche que Batman lanza sobre la cara de Hayley.

Sé el primero en valora este Comics.

Promedio: 4 / 5. Votos: 1

Categorías