Un Verano de Placer 5 – Gravity Falls

En este caliente y misterioso cómic de Gravity Falls vemos a una Mabel con una apariencia y actitud muy extraña, pero por alguna razón la mayoría no puede notarlo. En esta quinta parte de Un Verano de Placer, Mabel se encuentra con el tío Stan observando un curioso hongo. Él le dice que se lo regrese, pero ella insiste en que no sea aburrido y se lo deje, ante este reto él le permite quedárselo. Pero le deja como condición de que se lo tiene que enseñar a su hermano en cuanto llegue a casa.

Mientras tanto, Dipper se encuentra en el bosque hablando con sus clones, quienes le comentan sobre los cambios que han estado ocurriendo en los habitantes del pueblo. Dipper confiesa que lo ha notado, pero que le parece impresionante que el resto no lo haya hecho, por lo que les pregunta si tienen alguna idea de lo que está ocurriendo.

Los clones le enseñan una fotografía y le preguntan a quién ve; él responde en un tono obvio que se trata de Mabel. Los clones hablan entre ellos sobre que Dipper también ha sido infectado, así que lo rocían con una bruma rosa. Él no entiende lo que ocurre, pero inmediatamente después de recibirlo mira en la fotografía a otra chica vestida como su hermana Mabel.

Él les pregunta quién es esa chica, pero los clones le aseguran que sí es Mabel, solo que no tiene su apariencia normal. Ellos intentan explicarles que ese verano las cosas han estado muy turbias, ya que un hada gigante y pelirroja se ha convertido en la reina de los gnomos. Desde entonces ella ha comenzado a guiarlos para conquistar el bosque y realizar cosas extrañas entre los habitantes. Para ello han plantado una variedad de hongos que producen una aceleración inhumana en el desarrollo del cuerpo de las chicas y la pérdida de la percepción de los hombres.

Dipper siente curiosidad por saber qué era la bruma que le han arrojado antes, ya que siente que eso podría ayudar a despertar al resto en el pueblo. Pero los clones no saben qué es ni de dónde proviene, solo tenían ese poco que le habían quitado a un gnomo. Solo están seguros de que es efectivo porque antes habían probado su efecto echándole un poco a la comida de Soos.

Sin embargo, parece que los efectos no son permanentes, y no están seguros de cuánto tiempo dura la lucidez de los afectados. Por eso Dipper debe darse prisa para buscar una solución al problema. Los clones se despiden para ir a buscar más información, le dejan dicho a Dipper que si descubren algo más le avisarán de inmediato.

Cuando llega a casa, Dipper está un poco asustado porque se ha hecho tarde y está todo muy solo. Intenta animarse pensando que todo estará bien ya que ha sido rociado con esa bruma rosa. Además los clones le han advertido a lo que está expuesto, así que seguramente podrá resistirse mucho más fácilmente. No importa cómo vea a Mabel, debe recordar que es su hermana y no dejarse tentar por aquella versión sensual que la ha reemplazado.

Finalmente abre la puerta y se encuentra a una Mabel muy sexy con el culo en pompa mostrando su diminuta tanga. Él comienza a sentirse nervioso, al parecer el efecto de la bruma ha comenzado a perder intensidad y la versión de Mabel le está liando la cabeza.Ella le habla seductoramente, tratando de buscarle la mínima conversación. Pero Dipper intenta resistirse y esquivarla lo más que su fuerza de voluntad le permita.

Sin embargo, él no puede evitar admitir que su hermana está muy cambiada y definitivamente se ve muy sexy con su nuevo cuerpo. Parece cualquier chica sensual que alguna vez haya visto, y actúa como el resto de chicas que se ha topado antes que lo han seducido para acostarse con ellas. Y al igual que con el resto de las chicas, no está seguro de si tiene la suficiente voluntad para rechazarla.

Se pierde tanto entre las olas de sus pensamientos que rápidamente Mabel se da cuenta que no la está escuchando. Ella le pregunta por qué la mira de esa manera, pero él se las ingenia para darle una excusa nerviosa. Luego se disculpa con ella diciéndole que está muy cansado y se va a dormir; ella insiste en preguntarle si se encuentra bien, ya que lo ve mucho más nervioso de lo normal.

Dipper le asegura que está como siempre y que no le sucede nada raro, mientras intenta no observarla directamente bajo ninguna circunstancia. Es demasiada tentación, especialmente porque no deja de lucir su diminuta tanga con su coño gordito y apretado. Es inevitable para él tener una erección, pero decide seguir manteniéndose firme y resistirse a su hermana. Se imagina que será una noche larga y tortuosa, cuando en realidad no tiene ni idea de lo que le espera.

Mabel se encuentra en su cama jugueteando con su misterioso hongo, sintiéndose cada vez más hambrienta por él. No entiende qué le pasa ni porqué su cuerpo empieza a calentarse tanto, pero no puede evitar las enormes ganas de tocarse que la invaden. Así que se desnuda y empieza a toquetearse un poco con el hongo, sintiendo la gran satisfacción que le produce su mano moviéndose sobre su coño.

Para Dipper es cada vez más complicado resistirse o ignorar a su hermana, especialmente cuando es tan evidente que se está tocando allí a unos cuantos pasos de él. Su hermana no para de gemir y el sonido que emiten sus dedos al entrar y salir de su coño removiendo su dulce jugo no hace más que enloquecerlo. Para Mabel no es muy distinto, ya que ella lleva un tiempo sintiendo esa intensa calentura. Y nunca parece ser suficiente, siempre quiere más.

Ella quiere algo que no sean sus manos, y como no tiene nada a su alcance se le ocurre intentarlo con el hongo. Lo introduce a su coño y gime del inmenso placer que siente teniendo algo dentro de su vagina. Dipper nota que ella lleva uno de los hongos de los que hablaban sus clones. No entiende qué hace Mabel con uno, pero ya para este punto no está para pensar demasiado. Su polla está que estalla y necesita empezar a satisfacerla ya.

Mabel nota que su hermano sigue despierto y que además tiene su mano en su polla erecta. Él intenta hacerse el dormido, pero ella inmediatamente se levanta de su cama y se acerca hasta donde está su hermano. Allí se sube sobre él y empieza a moverse lentamente para frotar su coño empapado contra el cuerpo de Dipper. Él le pregunta qué hace, tratando de mantener la compostura. Ella continúa haciéndose la tonta y le dice que solo ha tenido una pesadilla muy fea.

Ella lo abraza y le dice que se le ha ocurrido buscar consuelo en su valiente hermano, en ningún momento deja de ser seductora. Luego se le acerca aún más y le susurra que si está así por haber estado observándola y no ser capaz de detenerla o por no haber soportado el nivel de excitación que le provocó. Lentamente toca la punta de su polla juguetonamente, y las terribles sospechas de Dipper se hicieron realidad. Su hermana estaba controlada como el resto de las chicas del pueblo, estaba tan cachonda y sexy como el resto que se le habían acercado antes.

Dipper realmente quiere resistirse, pero en cuanto su hermana comienza a chupar sus huevos y lame lentamente su polla, siente que no podrá hacerlo. Mabel le asegura que no hacen nada malo, y le pide que disfrute el momento. Está tan cachondo que simplemente se deja llevar, no hay manera que pueda decirle que no a su hermana mientras le come toda la polla.

Ella se la mete hasta sentir que llega profundamente hasta su garganta, empapando por completo la polla de su hermano. Una vez está totalmente lubricada, Mabel aprovecha para sentarse en ella e introducirla entera dentro de su coño. Ambos sienten una enorme conexión que hace que todo se sienta mucho más intenso. Mabel está segura que encajan perfectamente por ser gemelos, pero mayormente se debe a los efectos del hongo.

Sé el primero en valora este Comics.

Promedio: 5 / 5. Votos: 4

Categorías